En este momento estás viendo Arriendo de locales en el comercio de Los Andes ha tenido que rebajarse hasta en un 60 por ciento a causa de la pandemia del     Covid-19

Arriendo de locales en el comercio de Los Andes ha tenido que rebajarse hasta en un 60 por ciento a causa de la pandemia del Covid-19

Compartir noticia

Serias dificultades económicas está causando en el comercio la emergencia sanitaria por la pandemia.

Es sabido que la situación provocada por la pandemia del coronavirus ha afectado a todos por igual, es el caso de los propietarios que arriendan locales al comercio minorista de la ciudad, quienes han debido transar con los arrendatarios rebajas de hasta un 60 por ciento en el monto de los arriendos.

Para Guillermo Vera de Vera Propiedades, esta situación perjudica tanto a los dueños como al corretaje de propiedades que por ende gana menos comisión. “Además, la situación de patentes municipales es muy difícil en Los Andes, con locales que luego de dos o tres años no logran sacar su patente porque existen exigencias incumplibles por tratarse de construcciones antiguas. Esto hace que los propietarios se vean en la obligación de mantener a esos clientes, lo que ha significado rebajarles sus arriendos hasta en un 50 y 60 por ciento, porque si se van luego nadie más arrienda”, asegura Vera.

“Ahora bien, muchos de los propietarios de locales comerciales son gente de comercio, por tanto, entienden la situación y se allanan a buscar acuerdos con sus arrendatarios. Entonces el tema es más elástico”, aseguró el profesional.

EN EL ÁMBITO HABITACIONAL

Guillermo Vera señala que en este sentido, en el ámbito habitacional la situación es distinta, ya que existe un 80 por ciento de clientes que no tienen problemas para pagar el arriendo, toda vez que las exigencias del corredor de propiedades al momento de arrendar son altas.

Sin embargo, existe un 20 por ciento que tiene problemas, sobre todo con empresas contratistas y con gente que trabaja en el comercio local. “Ahí el tema es más difícil de controlar, porque alguien que arrienda una casa habitación es una persona que a veces vive de ese arriendo, entonces le es más difícil negociar. Lo mismo ocurre con una persona de la tercera edad, que da en arriendo una propiedad y a la cual el dinero que esta le produce es el ingreso que tiene para vivir, dado lo bajo de las jubilaciones”, indicó el corredor de propiedades.

Fuente: elandino.cl

Comenta con Facebook

Deja una respuesta